7 noviembre 2012

Solidaridad con los vendedores ambulantes del Salvador

Después de una amenaza de desalojo entre los días 25 y 26 de octubre, los vendedores ambulantes del centro de San Salvador sufrieron lo esperado. Por orden del alcalde Norman Quijano, el 26 de octubre 8.500 vendedores fueron desalojados por actos de violencia y sin respecto a la dignidad humana.

Este hecho fue ejecutado por 2.300 policiales que removieron en total 970 puestos de trabajo.

Candidato presidencial del partido ARENA, Quijano dice que la reubicación de los vendedores del centro de San Salvador fue un éxito, pero la verdad no fue así. El centro de San Salvador cambió; la alcaldía capitalina intervino en 33 cuadras.

Desde la CSA y centrales afiliadas y fraternas prestamos nuestra solidaridad con todos los vendedores informales de San Salvador, contra los desalojos violentos que vienen sufriendo por parte de las autoridades Municipales de ese País.

Los vendedores ambulantes son gente trabajadora y contribuyen al desarrollo de la economía. Así como otros trabajadores, tienen obligaciones y, principalmente, tienen derecho a un trabajo decente y a la protección social.

Es urgentemente necesaria una regulación adecuada de venta ambulante, que debería ser diseñada con la participación de organizaciones de vendedores ambulantes.

Recordamos que el próximo 14 de noviembre se celebrará el Día Internacional de Vendedoras y Vendedores Ambulantes.

 

Deja tú opinión